El sexo no tiene edad…(II)

El sexo no tiene edad…(II)

Tal y como me pidió mi pareja, me lancé a la búsqueda de una amiga para que ella probara, ya la tenía, la cuestión era organizarnos y que ella no sospechara nada que era mi amiga y compañera de buen sexo en la azotea.
Mi amiga siguiendo mis instrucciones, puso un anuncio donde buscaba una chica y que leímos juntos, mi pareja lo miró y le escribió, hablaron bastante y pusieron sus condiciones, aceptaron hasta que se dieron direcciones y descubrió que éramos vecinos, se mostró un poco reacia pero aceptó y quedamos para el día siguiente que librábamos y su hijo estaba en el Insti.
Entramos y nos presentamos, todos íbamos muy cachondos y se notaba en las miradas, se devoraban ante mi cuando yo propuse ir aligerándonos de ropa dado el calor que había y me quité la camisa, acto seguido ellas hicieron lo mismo mientras se observaban sus pechos desnudos que se movían mientras ellas hablaban, acaricié los de mi pareja y le pedí a mi amiga que se sumará y los dos de pie sobábamos los pechos de ella que permanecía sentada y cerraba sus ojos, mi amiga se agachó y besó sus labios que ella correspondía besándola, mordiéndose y lamiéndose.
Me quedé en pelotas mientras ellas hacían lo mismo y continuaban besándose y sobándose cada vez con más confianza, ya se besaban y mordían sus pechos, se abrazaban con mucho feeling y me fui a la cocina para dejarlas a su aire.
Volví al rato, bebiéndome una cerveza y la escena que contemplé era lo máximo: ambas abiertas completamente de piernas y con su sexo depositado en la boca de la otra devorándose vivas como canívales sedientos, me acerqué y veía esos ocho labios besándose, jugosos, muy rojos, sin darse tregua, al compás de sus gemidos y solo pude acariciar sus cabellos y sus espaldas.
Me puse de pie súper excitado, con mi polla fuerte y dura y con ganas de follarla a las dos y les pedí cambiar, ambas empezaron a mamármela, a saborearla mientras se besaban y entrelazaban sus lenguas, parecía que se conocieran de toda la vida mientras manteníamos en secreto nuestros encuentros.
Mi amiga se puso de pie, se abrió de piernas y yo le dije a mi pareja, puedo? Ella me dijo, claro, hagamos todo lo que nos apetezca, mi amiga se tumbó abierta en el sofá y froté con fuerza su sexo con mi polla dura, rozaba su clítoris suavemente y despacio hasta que la penetré suavemente y ella dijo, uffff qué bueno, yo miraba a mi pareja que se sentó a ver cómo follábamos, cómo lo hacía ella, que levantaba sus piernas abiertas para que le llegara a lo más profundo de su cuerpo y yo sentía que se humedecía, se bañaba y me bañaba con sus fluidos.
Mi mujer nos dijo, estoy súper cachonda, se levantó, se sentó sobre la boca de mi amiga y quedó frente a mí y mientras me besaba comenzó sus movimientos de remolino seguido de sus ayyyyyyy al compás de la lengua de ella que lamía todo su sexo y su ano repetidas veces, ufff que buenoooo, decía ella y mi amiga comenzó a introducirle su dedo húmedo en su vagina y luego en su ano hasta la mitad y lo metía y lo sacaba, continuamente, mi mujer me mordía los labios y gemía y gemía y yo seguía follándola cada cada vez más fuerte y le daba y le daba ya a plena fuerza.
Los gritos invadieron la casa y yo se la saqué despacio a la vez que mi pareja caía hacia adelante sobre ella como un tentempié y empezó a comérsela salvajemente, mordiendo sus labios y apretándolos con los dedos de su mano para beberse todos sus jugos, succionándose ambas tan fuerte que se sentían los chupetazos y lametones de ambas como fieras en celo que a la vez con sus dedos se hurgaban en sus anos rosados y dilatados por los juegos de los dedos de ambas y la excitación, yo veía cómo se les abría y se les cerraba, se levantaron despacio, abrieron sus piernas y situaron los labios de su sexo uno junto al otro, a la vez que comenzaron a frotárselos y restregárselos a medida que se volvían a sentar en el sofá sin perder contacto, se inclinaban, se tiraban, buscaban la mejor posición hasta que la encontraron y se miraron de frente y ambas asintieron, se agarraron del cuello y empezaron a mover sus pelvis sincronizadas y con movimientos muy cortos y sus contracciones recorrían todos sus cuerpos y hacía tambalear sus cabezas hacia delante y hacia atrás, me dieron ganas de sumarme pero la escena era demasiada bonita y excitante como para romperla, ambas con la boca abierta frotándose perfectamente sus clítoris y disfrutando al máximo y devorándose vivas sin ceder una a la otra.
Apoyaron ambas las dos manos hacia atrás y elevaron sus torsos al aire que quedaban suspendidos, restregándose con más fuerza y de forma más continua que solo ellas sabían cómo lo podían hacer, los gemidos se hicieron más continuos, seguidos, sus cuerpos bañados en sudor brillaban y sus pechos se movían y tambaleaban de la forma más excitante que he visto hasta que mi amiga con fuerza le fue encima mientras abría una de sus piernas y empezó a frotar más fuerte su sexo con el de ella, se sentía el sonido de sus labios rozándose, así y así y así y los veía totalmente enrojecidos, brillantes, tan rojos que veía una erupción muy cerca, así siguieron y siguieron hasta que ella dijo con fuerza: me corro, me corroooooo y mi mujer le dijo, sigue, sigue, sigueeeee y ambas se fundieron en un orgasmo infinito, acompañados de su expresión de placer más brutal, mientras sus contracciones recorrían todos sus cuerpos que seguían vibrando mientras se miraban de la forma más sensual, más sexual que he visto terminado con unas sonrisas de la manera más cómplice y satisfechas, uufffff, se separaron despacio y un hilillo de sus fluidos las unía aún.
Mi mujer se fue al baño y le pidió a ella que la acompañara, se acostó en la bañera y le pidió a ella que se pusiera de pie encima, abierta como el coloso de Rodas, mi mujer le dijo, hazme un favor que además es una de mis fantasías: Oríname toda, toda y ella ante su asombro, empezó a verter su líquido amarillo sobre su cara, su pelo, sus pechos y regaba por todo su cuerpo, para mi asombro, mi mujer abría la boca y la cerraba y suspiraba mientras ya mi amiga cuando terminó se tumbó junto a ellas que se besaron apasionadamente, yo abrí la ducha y empecé a ducharlas a las dos y acariciar sus cuerpos, sus nalgas aún empapadas que habían disfrutado del mejor sexo que había visto entre chicas y también me metí desnudo en la bañera…

Publicado por: sentirnos
Publicado: 20/09/2021 11:21
Visto (veces): 448
Comentarios: 5
A 31 personas les gusta este blog
Comentarios (5)

playsex | 04/10/2021 13:11

Escribime tu nick

dami1178 | 27/09/2021 11:21

Mándame mensaje quiero hablar

chicocurioso | 21/09/2021 19:03

Hola sernirnos, no puedo responderte al anuncio que puse. Mandame un mensaje privado

chicocurioso | 21/09/2021 19:36

Si tienes telegram mandame tu nombre. He estado buscando eso que me escribiste pero no lo encuentro

xpalu | 21/09/2021 18:01

Felicitarte todo los días no se encuentra uno cos guarra como esa LODE guarra es en el buen sentido

atrevidosbrasil | 21/09/2021 12:38

Muy bien relatado 😋

Nuestra web sólo usa cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. Más información